viernes, 11 de julio de 2008

ONO me chirría


En Galicia dicen que si al andar, los zapatos hacen ruido, te chirrían, es porque no los has pagado. Como es natural, no deja de ser una broma pero cuando me quedé de la noche a la mañana sin servicio de Internet, teléfono y televisión por cable, pensé que esos "chirridos" podrían venir ocasionados por alguna factura impagada. No fue así. Estoy al corriente de todos mis pagos. ¿Qué había ocurrido? Muy sencillo. El pasado 1 de Julio tomé la decisión de valorar una oferta de Telefónica que era sustancialmente más barata que la de ONO. Tomada la decisión de cambiar de operador, opté por comunicar personalmente a ONO que a partir del 1 de Agosto quería darme de baja de los servicios contratados. Y eso que en Telefónica me ofrecieron llevar a cabo ellos toda esta gestión sin que yo me tuviera que tomar la molestia, pero me pareció que lo correcto era hacerlo yo y no delegar en terceros. La cuestión es que intenté ponerme en contacto con ONO telefónicamente sin embargo, tras varias llamadas topando con una vocecilla robótica que presentaba alternativas de apretar teclas por aquí y por allá, entré en la página web de la compañía y les dejé un mensaje con mi intención. Me respondieron el día 2 de Julio (guardo todos los mails, tanto este como los posteriores) indicándome que tomaban nota de mi escrito y que en breve el departamento correspondiente se pondría en contacto conmigo. El día 3 de Julio me marché fuera y no volví hasta el día 4. Entonces fue cuando comprobé que me había quedado sin servicio. Llamé al mismo teléfono de la otra vez y en esta ocasión tuve suerte, esquivé al robotito, y hablé con una tal Karen. Admitió que habían cometido un error y que lo sentía mucho. Agradecí que lo sintiera y le pedí que establecieran el servicio ya que dependo bastante de Internet y además, nos habían dejado sin teléfono.

-No puede ser, hasta que pasen 72 horas no se podrá establecer la conexión y encima es sábado...

Bastante cabreado, aunque sin perder las formas, le indiqué con firmeza que si el error había sido suyo, lo correcto era que enviaran a alguien con carácter urgente para solucionar el desaguisado. Que nanay, que ella nada podía hacer. Al final y ante mi insistencia - me costaba creer que una compañía como ONO no tuviera medios para solucionar errores de este calado- me pasaron el departamento donde hablé con Rubén. Rubén fue muy atento y me confesó que en efecto habían cometido un error.

- Todos nos equivocamos-, admití. -La cuestión es saber corregir.

-En efecto- coincidió él. -El problema es que existe un protocolo de espera de 72 horas y no hay nadie aquí con capacidad para acelerar ese protocolo u obviarlo.

- ....... (Aquí me quedé sin palabras)

-Lo único que puedo hacer- prosiguió Rubén, -es hablar el lunes con uno de mis jefes para que el martes tenga de nuevo la conexión.

No me quedó otra que conformarme con eso, darle las gracias a Rubén y esperar a que llegara el martes. Antes llegó el lunes por la tarde y recibí una llamada de Rubén en la que me indicaba que finalmente hasta el miércoles no iba a ser posible devolverme el servicio.

Vale, pensé, me como las 72 horas. Le dije que de acuerdo, ¡Qué le iba a decir! Al hombre se le veía apurado. Bueno, pues no fue eso todo. También me explicó que en mi próxima factura vendría cargada la conexión, que tendría que pagarla y luego reclamarla. Juro que no soy persona que se quede habitualmente sin saber qué decir, pero admito que fui incapaz de musitar apenas un de acuerdo, gracias y colgar.

¿Qué pasó? ¿Conseguí que me devolvieran el servicio? ¿Vinieron el miércoles tal y como habían prometido? Hoy es viernes día 11 de Julio, las 10:20, y ni tengo servicio ni ganas de volver a tenerlo. Ayer les remití un mail a estos "señores" explicándoles lo ocurrido y lo único que me responden es que pasan la reclamación al departamento correspondiente y que pronto tendré el servicio. ¡Ja! de eso nada. Les he dicho que no quiero saber más de ONO y que pueden ahorrarse las molestias.

Así que ya lo sabéis, ONO me chirría y de qué manera. Mañana sábado acudiré a una tienda ONO para ponerles una reclamación que llevaré posteriormente a la OCU y a partir de ahí, que nadie me hable de estos "señores" porque me chirrían los dientes.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

No permitas que se rían de ti, conozco mucha gente que les ha ocurrido lo mismo con ono y al final no hcen nada. Estas cosas les joden bastante. Voy a recomendar a la gente que entre al blog y metan caña
Xosé

Anabel dijo...

Ehem, no es por desanimar pero... "Con las compañías telefónicas hemos topado, Don Sancho". Conozco caso similar, de un compañero de trabajo, con Telefónica. Se borró y le siguieron cobrando meses y meses.

Pero hay esperanza, sobre todo si te apoyas en organizaciones de consumidores. El muchacho entró en litigio con la compañia y ahora le están devolviendo el dinero. Eso sí, con cuentagotas.

David Mateo dijo...

Ponles una reclamación oficial de la Generalitat Valenciana y luego tramítala. Esta gentuza es lo único que entienden: amenazas y denuncias. Si no lo haces así, no mejorarás el servicio.

Anónimo dijo...

Son todas iguales, no somos más que un numerito queles produce ingresos. Animo y lucha con lo que puedas. Yo voy a enviar el link del artículo a todo el mundo.

Anónimo dijo...

Todos los Operadores de Teléfonos e iinternet¡¡¡Son unos sinverguenzas!!. El mismisimo Defensor del Pueblo y los de las Comunidades están recibiendo incontables quejas. Solución ; Denunciarlos a Juzgado de Guardia, alguna denuncia caerá en manos de un juez al que le ocurrió algo parecido e investiguará los "protocolos y procedimientos internos" de estos abusones y sinverguenzas y les atice una buena multa y de paso le ordene pagar al denunciante una compensación por pérdidas profesionales ¡¡¡ va siendo hora que alguien haga algo!!!!!

José Angel Muriel dijo...

Afortunadamente, no he tenido situaciones especialmente delicadas con los operadores de telefonía, pero sé que fallan (lo he vivido desde dentro) y bastante. En mi caso, los problemas que he tenido o las peticiones que he hecho se han resuelto con relativa rapidez (cuando actúo como usuario). Y de quejarme una y otra vez he conseguido (no sé cómo) que en las dos últimas facturas me apliquen descuentos y más descuentos. En fin... Es falta de organización y mala gestión de los recursos. Nos atienden al teléfono personas que están al otro lado del Atlántico y que en días no laborables difícilmente pueden consultar decisiones con la matriz. No lo justifico, simplemente explico que el sistema está mal establecido. No atienden a sus propias directrices: una incidencia no debe estar sin resolver más de tres días.

Anónimo dijo...

Estimado señor; analizando su situación he visto que lo han pasado de lado a lado, quien le dio la información seguramente ha sido un servicio al cliente - Su caso debio ser pasado al área de incidencias, donde muy seguramente sin necesidad de esperar técnico al día miercoles le hubieran dado señal, por otro lado la reclamación se la efectuan directamente en depatamneto de incidencias. Si gusta usd comunicarse via mail a gestion_ono@yahoo.es con sus datos, podrian verificar su caso. A mi me funciono y me lo solucionaron al tiro. Un saludo