lunes, 27 de octubre de 2008

Who wants to live forever?... Queen

No os confundáis, no son Paul y Brian. Somos nosotros -Joe y Javi- a punto de entrar en éxtasis.



Paul magnífico. Roger genial, ha sustituido su aspecto angelical por uno de golfo encantador. Brian no es de este mundo cuando coge su Red Special y sin embargo, es a la vez el más afable. Cosas de los genios.

¿El concierto? Inolvidable. Temas de siempre con la aparición de Freddy en la pantalla que trajo más de una lágrima, y canciones del The Cosmos Rocks y alguno del propio repertorio de Paul Rodgers, conformaron una actuación completa. La puesta en escena fue impecable, con constantes guiños a un público entregado. Todo ello envuelto en un sonido perfecto que hicieron que las más de dos horas que duró el espectáculo pasaran volando.
No sólo fueron los temas de siempre y los nuevos, también hubo "rayadas" que constituyeron una auténtica delicia para los que tuvimos la fortuna de estar presentes en el Palacio de Deportes de Madrid. Roger se marcó un par de numeritos con las baquetas que levantó más de un aplauso y Brian se fundió con la guitarra en una demostración de genialidad que erizó el alma a todos.

Queen ha vuelto y no lo han hecho decepcionando como se llegó a temer. En ningún momento se pretende sustituir a Freddy, eso hubiera sido un error fatal. Paul cuenta con su propio registro y personalidad y está perfectamente arropado por Brian ( el más aclamado por todos) y Roger a los que hay que añadir una banda que suena de maravilla. Freddy debe estar aplaudiendo como hicimos los miles de asistentes al concierto y a buen seguro que estará tarareando aquello de "Show must go on" afortunadamente para todos sus seguidores.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué envidia. Tiene que haber sido un espectáculo de 10 o de 11.
JM

Enric Herce dijo...

Me quedo con vuestra cara de felicidad. Claro que si ésta era la que teníais antes del concierto la de después tenía que ser...

J.E. Alamo dijo...

Pues eso... una pasada. Cansados pero felices.

Crónicas de Sepelaci dijo...

Bueno, no es tan raro...
La Oreja de Van Gogh también lo ha hecho y no ha pasado nada.
Si es que sois unos puristas :-D

Un saludin