lunes, 10 de noviembre de 2008

Tarde de Feria de Yosu


Yosu es escritor y un buen amigo que ya se ha prodigado por aquí con algún que otro relato. Ahora nos ofrece Tarde de Feria, una historia breve pero contundente y escalofriante. Disfrutadla.





Tarde de Feria
Yosu




Se preguntó cuánto habrían crecido, cuánto habrían cambiado ya. De hecho, se lo preguntaba cada día, siempre que miraba la vieja foto. Los echaba mucho de menos.
Pero recordaba perfectamente el día en el que se hicieron la foto, en la feria. Siempre recordaba aquella tarde, una de las más felices de sus vidas, pocos meses antes de comenzar el proyecto.

¿Cuánto tiempo habría pasado? Tiempo. ¿Cuánto tiempo? ¿Qué más le daba el tiempo ya? Todos aquellos años de sacrificio merecían la pena si con ellos ganaba la eternidad. Ahora el tiempo estaba en sus manos. Hoy volvería allí.
La máquina ya estaba lista. Cogió la foto y se la metió en el bolsillo, junto al viejo reloj, mientras se sentaba a los mandos. Haciendo los ajustes precisos, volvió a aquella tarde.
Al llegar, trató de coger de nuevo la foto, pero no la encontró. Quizá se le hubiese caído con las sacudidas del viaje. Pero daba igual, en unos minutos la tendría otra vez en sus manos, nueva otra vez.

Tras unos minutos, encontró a su mujer.
-¿Dónde están los niños? -le preguntó extrañada-. ¿Por qué no los traes contigo?
Antes de que pudiera reaccionar, los niños aparecieron. Apenas tuvo tiempo de acercarse a ellos, desaparecieron de su vista.
Miró a su mujer. Estaba tan aterrada como él, y también desapareció. Y con ella, toda la feria, llevándose la fiesta. Luego, todo, absolutamente todo a su alrededor, llevándose la tarde. Se giró en todas direcciones y sólo vio a un hombre, un hombre, en el vacío, que le horrorizó todavía más.
-¿¡Qué he hecho!? -le gritó el hombre.
Y desaparecieron los dos.

4 comentarios:

Yosu Rc! dijo...

Gracias por el detalle, Joe.
Sólo añadir que este relato se incluye en la antolgía que publica los 30 mejores relatos del I Certamen de Relatos HELLinFILM a través de la Editorial Bubok Publishing S.L.

J.E. Alamo dijo...

Detalle el tuyo por remitirlo. Es un buen relato.

Anónimo dijo...

¿Estamos todos obsesionados con el tiempo?¿Podremos algún día viajar al pasado, sin temor a sufrir consecuencias terrorificas como desaparecer?
Particularmente, creo que me contentaré con viajar con la imaginación.
El relato es bueno, breve, contenido, genera ansia y en definitiva, te deja algo cabreao...yo por si acaso no vuelvo a la feria..je je.Fdo: Vacapollo

Anónimo dijo...

El tiempo, todo gira en torno a él y a veces me pregunto qué ocurriría si dejáramos de creer en él.
Mala.