viernes, 19 de diciembre de 2008

Sentencia contra el "Granhermanismo"



El Alto Tribunal estima el recurso presentado por una mujer que ejercía la naturopatía y que fue grabada sin ella saberlo por una periodista que se hizo pasar por un posible paciente en el año 2000.
EFE El Tribunal Supremo ha establecido que la difusión en televisión de imágenes captadas con aparatos ocultos de captación de imagen y voz, sin consentimiento del interesado, supone una intromisión ilegítima en la esfera de la intimidad que no está justificada por el ejercicio del derecho a comunicar libremente información. Así lo ha acordado el pleno de la Sala de lo Civil del Supremo, al estimar un recurso de una mujer que ejercía la naturopatía y que fue grabada sin ella saberlo por una periodista que se hizo pasar por un posible paciente y las imágenes fueron emitidas en 2000 en un programa de televisión de Canal 9.


La noticia abre un abanico de posibilidades más que interesante, aunque en principio aluda a la difusión de imágenes obtenidas por el empleo de cámaras ocultas en televisión, también abre el camino para que otros usos se vean amenazados. ¿Llegará el momento en que cualquier imagen captada por alguna de las miles de cámaras que nos controlan en cualquier rincón de la ciudad sean ilegales? ¿Supone una intromisión de la intimidad que me graben en una superficie comercial? De acuerdo en que todos sabemos que existen esas cámaras que nos siguen/persiguen allá donde vamos mientras hacemos la compra, pero a nadie que yo sepa, se solicita permiso para ser grabado. Así las cosas, ¿podré denunciar al centro por "robar" imágenes sin contar con mi consentimiento explícito? ¿Y qué decir de las cámaras de trafico? Si me llega una multa en la que se me haya grabado cometiendo una infracción, ¿podré alegar que la prueba no es pertinente al basarse en unas imágenes obtenidas de forma no consentida? No consentida porque nadie me ha solicitado permiso para llevar a cabo tal grabación. Sin pretender rizar el rizo, no deja de ser cierto que si bien en algunos casos se podría apelar a una excepción fundamentada a la norma, en otros el control a lo gran hermano al que nos vemos sometidos en prácticamente cualquier sitio, excede el mero afán de protección al que se alude en ciertas carteles. Estoy convencido de que muchas de las películas que se ruedan sobre nuestro quehacer cotidiano, tienen un objetivo distinto al de nuestra supuesta seguridad. En una época en el que la información es poder, una imagen vale más que nunca mil palabras. Desde controlar los hábitos de compra, comportamientos en zonas de ocio, etc. todo es válido para ejercer un control sobre nuestras vidas y conseguir dirigirlas hacia los objetivos deseados, tal y como se hace con las ratas de laboratorio.

Confío que la actitud del tribunal supremo, abra una puerta que ponga límites al abuso al que nos vemos sometidos y, salvaguardando los casos en que es realmente necesario el uso de grabaciones por motivos de seguridad, prohiba en otros muchos el que cualquiera pueda colocar una cámara para filmarnos con toda impunidad.

En el caso particular de la grabación de la supuesta naturópata, es obvio que la señora en cuestión era una "jeta" de cuidado, pero no creo que a la emisora televisiva le moviera un afán altruista, más bien buscaba imágenes que aseguraran índices de audiencia. Si tan preocupados están por nuestro bienestar, que hagan uso de los cauces legales existentes para denunciar estas prácticas. Vale, alguno alegará que la justicia es tan lenta que la señora podría jubilarse sin llegar a juicio, pero esa es harina de otro costal y no justifica el empleo de métodos invasores como el que nos ocupa.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

No creo que esto tenga el alcance que propones aunque es cierto que me siento más observado de lo que quisiera.
Mj.

Anónimo dijo...

La cuestión es que por las veces que la vigilancia es necesaria, como en cajeros con todo lo que está ocurriendo, otras veces sus intenciones son otras. Espero que el salga hacia adelante y que sirva de precedente.
Xosé

José Angel Muriel dijo...

¡Por fin! Alguna vez se tiene que acabar este circo.

Joe, has cumplido un año de "bloguero". Felicidades.

J.E. Alamo dijo...

¡Un año! Pues no tenía ni idea. Gracias, José Ángel. Un abrazo

GuZ dijo...

Desde mi punto de vista tecnico/cientifico no es logico, productivo ni eficiente obtener datos factibles/utiles/realistas sobre las tendencias de la gente mediante grabaciones con camaras... dudo mucho que haya un grupo de pringaos anotando en una libreta desde un cuartucho retirado en un centro comercial "mira mira ese esta comprando una camiseta! cuantas llevan? 15 camisetas rojas! no no tio no ves que esa es rosa? son 14 rojas y una rosa!"...
Las cosas no se hacen asi, ya te controlan sobradamente con los sistemas informaticos en las cajas de cobro, a la vez que vas pagando con programas mucho mas eficaces que permiten incluso hacer predicciones y tendencias y no necesitan de una camara que te "persiga"
Si bien es cierto que hay que defender el derecho a la intimidad no me gusta dejarme llevar por los extremos y creo humildemente que las cosas tampoco son asi y no existe una "persecucion" en ese sentido. Ya tienen todos los datos que quieren de nosotros cada vez que pagamos con una tarjeta o rellenamos la declaracion de la renta por poner un ejemplo.
En cuanto a lo del programa de canal 9 no entrare a juzgar si la sentencia es justa o no, pero si me gusta ver las cosas desde otros puntos de vista y si la emision del programa evito que alguno de los muchos (muchisimos) incautos, inocentes, ignorantes que son estafados continuamente por esta gente deje de serlo pues algo bueno se ha sacado de eso tambien.
Dejo unas preguntas al aire sin dobles intenciones:
¿Un centro comercial, que tiene dueños que pagan por tener ese centro comercial, es un lugar publico o privado?
¿Si pusieran un cartel en la entrada que dijera:"Atencion dentro existen camaras con las que se grabaran todos sus movimientos, si no esta de acuerdo con esto, no entre", creeis que la gente dejaria de entrar?
Un saludote a todos.

p.d. enhorabuena Joe por el aniversario del blog, que cumplas muchos mas!