domingo, 4 de enero de 2009

Arthur C. Clarke.


Recientemente cayó en mis manos un ejemplar de El Magazine que dedicaba sus páginas a homenajear todas aquellas personalidades ilustres que han fallecido en el 2008. De entre todos los que nos han dejado, atrajeron mi atención unos cuyas vidas fueron no sólo longevas, sino también todo un ejemplo de lo que es exprimir la existencia a tope: Newman, Pollack, Edmund Hillary, Ricard Widmark, Heston, Clarke... Tengo la certeza de que poco o nada les quedaba por hacer o decir cuando decidieron seguir su camino más allá de nuestra realidad. Había otros sin embargo, cuya muerte se podría calificar de vidas truncadas y que prometían, unos en mayor medida que otros, muchos más pasos de los que llegaron a dar: Minghella, Mando Ramos, Guillaume Depardieu y mi muy llorado, Heath Ledger.


De entre todos ellos, el que ocupa este modesto espacio bloguero es Arthur C. Clarke. El motivo es que su obra, junto con la de Asimov, Verne, Wells, Bradbury, Simak y alguno más, me introdujo a la ciencia ficción y esas primeras lecturas, al igual que el primer beso, nunca se olvidan.

Fue la vida de Clarke tan interesante o más que la de sus novelas: Fue científico reconocido y laureado internacionalmente (entre otros logros, contribuyó decisivamente al desarrollo del radar). Trabajó para la televisión como comentarista y colaborador en series. Mostró un gran interés por la fotografía y la exploración submarina. Fue asimismo, un estudioso de todo lo relacionado con la cultura india, lo que le llevó a vivir desde 1956 hasta su muerte en Sri Lanka.

Alguna sombra hubo también, - vivir a pleno sol es lo que tiene, que te acaban buscando las sombras- sobre todo aquella acusación de buscar la compañía de chicos jóvenes que constituiría el motivo real de su traslado a Sri Lanka, pero jamás se probó como cierto y, por lo tanto, asumimos la inocencia de quien fue nombrado caballero de la Orden del Imperio Británico en 1998.

De su extensa producción literaria, el título más recordado es indudablemente el de 2001 una Odisea del Espacio y no deja de ser curioso, ya que Kubrick no tomó como base para su película la novela que los buenos aficionados hemos leído, sino un relato de Clarke titulado El Centinela. De hecho, Clarke colaboró como guionista en la película y el guión se escribió a la vez que la novela que todos conocemos.

Entre su inmenso legado científico y literario, el autor dejó constancia de una serie de sucesos posibles y probables que podrían determinar nuestro futuro. Os los incluyo a continuación. Son todos bastante curiosas y algunos dan que pensar. ¡Lástima que la predicción de 2017 sea fallida!


2009. La detonación accidental de una bomba atómica siembra la desolación en una ciudad de Corea del Norte. Tras un debate en la ONU, se destruyen todas las armas nucleares. 2010. Se desarrollan los primeros generadores cuánticos, lo que permite la explotación de la energía del espacio. Los primeros, disponibles en modelos fijos y portátiles, pueden producir electricidad indefinidamente. Las centrales eléctricas comienzan a cerrar; termina la era de las torres de tendido eléctrico. A pesar de las protestas contra un Gobierno que hace de Gran Hermano, la vigilancia electrónica elimina a los criminales profesionales.
2011. Se filma un vídeo en las Islas Marianas del animal vivo más grande nunca visto: un pulpo de 76 metros. A la vez, se descubre a las más grandes criaturas cuando el primer robot-sonda logra perforar el hielo norteuropeo.
2012. Aviones aeroespaciales se ponen al servicio comercial. El transporte espacial ha seguido los mismos pasos que el desarrollo de la aeronáutica, aunque a un ritmo más lento.
2013. El príncipe Harry es el primer miembro de la Familia Real británica en ir al espacio
2014. Construcción del Hotel Espacial Hilton mediante reconversión y ensamblaje de los gigantescos tanques de combustible empleados por la lanzadera espacial, que antes se arrojaban a la Tierra.
2015. Como consecuencia de la creación del generador cuántico, se consigue el control de la materia a nivel atómico. El antiguo sueño de la alquimia se hace realidad a una escala comercial. El plomo y el cobre llegan a costar dos veces más que el oro, pues son más útiles.
2016. Se suprimen las monedas. El megavatio/hora se convierte en la unidad de cambio.
2017. 16 de diciembre. En su 100 cumpleaños, Sir Arthur Clarke es uno de los primeros invitados del Hilton Orbital. China celebra por primera vez elecciones parlamentarias.
2018. Sobre el casquete de hielo del Polo Norte impacta un gran meteorito. No hay ninguna pérdida de vida, pero los tsunamis causan daños en Groenlandia y Canadá. Se activa el Proyecto Salvaespacio para identificar y desviar cometas o asteroides peligrosos.
2020. La inteligencia artificial (IA) alcanza el nivel de los seres humanos. A partir de entonces, habrá dos especies inteligentes en la Tierra, y una de ellas comienza a desarrollarse más rápido que la otra, limitada por su constitución biológica. Se lanzan sondas interestelares provistas de IA a las estrellas más cercanas.
2021. Los primeros seres humanos llegan a Marte y descubren sorpresas desagradables.
2023. Se clonan dinosaurios a partir de ADN creado por ordenadores. Se inaugura en Florida el Zoológico Triásico de Walt Disney. A pesar de algunos accidentes durante los primeros meses, los perros guardianes comienzan a ser reemplazados por pequeños raptors.
2024. Se detectan señales infrarrojas provenientes del centro de la Vía Láctea. Está claro que son producto de una civilización avanzada tecnológicamente, pero todos los intentos de descifrarlas fracasan.
2025. Las investigaciones neurológicas conducen a la comprensión de los sentidos, y se hace posible la entrada directa de estímulos, sin tener que pasar por los ojos, los oídos, la piel y otros órganos sensoriales. Una consecuencia del hallazgo es la creación del braincap (gorro cerebral), cuyo precursor es el walkman del siglo XX. El que lleve este casco encajado sobre el cráneo puede entrar en un mundo nuevo de experiencias, reales o imaginarias, e incluso fundirse con la mente de otras personas. Además, el braincap es un gran adelanto para los médicos, que lo emplean para experimentar los síntomas de sus pacientes. También revoluciona la abogacía: con este artilugio resulta imposible mentir. Como el braincap sólo funciona sobre una cabeza rapada, la producción de pelucas pasa a ser una de las principales industrias.
2026. Singapur es el primer país en poner en vigor una ley que castiga la publicidad engañosa.
2030. Habremos contactado con vida inteligente de otros planetas. Puede que el primer mensaje que captemos haya tardado millones de años en llegarnos y pertenezca a una civilización desaparecida.
2036. China supera a Estados Unidos en PIB (Producto Interior Bruto), convirtiéndose en la mayor economía del mundo.
2040. Se pone a punto el Replicador Universal, basado en microtecnología: cualquier objeto puede elaborarse si se cuenta con los materiales necesarios y la matriz adecuada. Es posible crear literalmente diamantes o platos de gourmet a partir de tierra. Como consecuencia, comienza la reducción progresiva de la agricultura y la industria, poniendo fin a ese invento reciente de la Historia humana: el trabajo. Se produce un auge en el arte, la industria del ocio y la educación. Se recrean sociedades de cazadores y recolectores; enormes zonas del planeta, que dejan de utilizarse para la producción de alimentos, recuperan su estado original. Los jóvenes pueden satisfacer sus instintos agresivos empleando arcos y flechas para abatir grandes animales, robots que a menudo resultan peligrosos.
2045. La vivienda totalmente independiente, móvil y con planta de reciclaje propia (concebida casi un siglo antes por Buckminster Fuller), se perfecciona. El carbón necesario para la síntesis de alimento comienza a extraerse del bióxido de carbono de la atmósfera.
2047. Hong Kong celebra sus 50 años de Región Administrativa Especial con la supresión total de las barreras y los controles fronterizos que mantenía con el resto de China.
2050 . Fuga de Utopía. Aburridos por la vida poco emocionante de esta era, millones de personas se someten a tratamientos de conservación criógena para emigrar al futuro en busca de aventuras. Se establecen enormes hibernáculos en la Antártida y en las regiones de los polos lunares donde la noche es perpetua.
2051. Comienza la creación de colonias autónomas y robotizadas en la Luna, donde los ancianos viven más tiempo a causa de la baja fuerza de gravedad del satélite.
2057. 4 de octubre. Centenario del Sputnik I. El nacimiento de la era espacial se celebra no sólo en la Tierra, sino en la Luna, Marte, Ganímedes y Titán, así como en estaciones espaciales en la órbita de Venus, Neptuno y Plutón.
2061.
Vuelve el cometa Halley; los humanos descienden hasta su núcleo. El descubrimiento de formas de vida, activas y en estado latente, confirma la vieja hipótesis de Hoyle y de Wickramasinghe de que hay vida en todas partes.
2090. Comienza la quema a gran escala de combustible fósil para reponer el bióxido de carbono que se había extraído de la atmósfera. Se produce el recalentamiento del planeta y se aplaza la era glacial.
2095. El desarrollo de un motor espacial, un sistema de propulsión que reacciona contra la estructura del espacio tiempo, transforma a los cohetes en artefactos obsoletos y permite alcanzar velocidades cercanas a la de la luz. Parten los primeros exploradores humanos a sistemas solares cercanos.
2100. Comienza la Historia...


4 comentarios:

José Miguel Vilar-Bou dijo...

A ver si tu entrada me anima a descubrir a este autor del que no he leído nada. Por cierto que hay un disco de Mike Oldfield basado en una obra de Clark ('The sound of a distant earth') que está genial.
JM

J.E. Alamo dijo...

Anímate hombre, anímate. Te recomiendo 2001 o Cita con Rama, no creo que te decepcionen.

Anónimo dijo...

!Wuau!
M C. Guzmán

GuZ dijo...

Qué grande... tambien fue uno de mis primeros deslices con la literatura, a traves de esos libros-recopilación de relatos de varios autores de Isaac Asimov...
¡¡Por cierto!! yo kiero un pequeño raptor para mi casaaaaaa, tendre que esperar tantos años??
un saludo,
GuZ.