viernes, 27 de febrero de 2009

El Diario del Joker


La interpretación que llevó a cabo Heath Ledger como el Joker va adquiriendo tintes míticos. Innumerables artículos en todos los medios hablan sobre cómo preparó el papel y especulan si este no tendría una influencia decisiva en la muerte del actor. No lo sé, ni creo que tenga mayor importancia, quiero decir que Ledger ya no está entre nosotros, y determinar que acabó con su vida no es más que un ejercicio fútil.

Ahora bien, una cosa sí que me gustaría averiguar y tiene relación con la preparación del personaje que llevó a cabo Heath. La cuestión es que sé, como todo el mundo, que el actor dedicó cuatro meses a la citada preparación y eso incluyó un encierro de seis semanas en la habitación de un hotel. Durante ese tiempo se fue transformando en el Joker hasta el punto de escribir un diario. Y eso es lo que me quita el sueño.

He averiguado que parte de las páginas del diario incluyen una lista de hechos sucedidos en el pasado del personaje y también de cosas que provocarían la risa del Joker. Ahí figuran como objetos de hilaridad el SIDA, bebés ciegos, minas terrestres, accidentes de tráfico, daños cerebrales irreversibles, y otras cuya perversa comicidad escapan al común de los mortales como el "brunch" (una comida que une el desayuno - br de breakfast- con el almuerzo -unch de lunch-) y los sombreros.

Grant Morrison -autor de El Payaso a Medianoche (Batman 663)- declara que, cuando leyó la citada lista, sintió un escalofrío ya que la misma coincidía punto por punto con el comic del que es autor. Morrison definía al Joker como alguien con personalidad múltiple que cambiaba de una a otra con tremenda facilidad. De lo que no cabe duda es de que ninguna de esas personalidades tenía un atisbo de bondad ni cordura, tal y como las interpretamos nosotros al menos.
Otras obras que al parecer influyeron decisivamente en la composición del personaje, fueron "Arkham Asylum" del propio Morrison,“La Broma Asesina” de Allan Moore, "Año Uno" de Frank Miller, “El regreso del Caballero Oscuro” del mismo Frank (¡Estamos en la era Miller!) y "El Largo Halloween" de Jeph Loeb. De las páginas de estas obras y de su propia alma, tomó Ledger los cimientos para transformarse en el Joker. Esas seis semanas de aislamiento, 42 días a solas con la locura, fueron una travesía hacia la mentalidad de un ser cuya conducta ha resultado ser imprevisible para sus propios creadores, que han visto como el personaje cobraba vida propia e iba más allá de sus expectativas de mal y perversidad. El resto como se suele decir, es historia, una historia cuyo colofón ha sido el Oscar.

Pero hay algo que, insisto, me quita el sueño: Ese diario escrito por Ledger, las semanas en que alimentó y mimó a su personaje, ¿es que a nadie se le ha ocurrido publicarlo? ¿carece de valor como escrito? ¿O no es más que un mito alimentado por ese Hollywood ávido creador - y devorador- de leyendas? No lo sé, pero algo sí que es cierto, si llegara a publicarse algún día, quizás me aisle en un cuarto (la economía no da para hoteles) e intente asomarme a la mente de un ser que tengo que admitir,me tiene algo obsesionado.

2 comentarios:

Yosu Rc! dijo...

Quizá nunca llegue a publicarse. Supongo que pertenece a su familia, y puede que no les interese hacerlo.
No sería reprochable.
De todos modos, coincido contigo en que sería un documento con mucho valor y que no me perdería.

se_guille_avila@hotmail.com dijo...

a mi me tiene demasiado obsesionado hasta el punto de querer ser como el y hacer real al joker porque es la inspiracion mas grande que me ha dado y si algun dia sale ese diario yo seré el primero de españa en comprarmelo eso lo aseguro y por supuesto me encerraré donde sea para saberlo todo completamente todo sobre el joker soy el fan nº 1 del Joker de Ledger