miércoles, 25 de febrero de 2009

El Gran Clint


Clint abandona la gran pantalla... como actor. La noticia no es nueva, pero ante el próximo estreno en las pantallas españolas de la que es su última interpretación, me debato entre las ganas de ver El Gran Torino ( dirigida por el mismo) y la tristeza de lo que será su canto del cisne. La verdad es que era algo que se veía venir. Desde el año 2000, en el que estrenó Space Cowboys (denostada por algunos pero que a mí personalmente me encantó), solamente ha actuado en dos películas: Deuda de Sangre y Million Dollar Baby. En ambas ejercía también la labor de director.

El propio Clint daba la noticia el pasado noviembre:

-Creo que eso ya es todo lo que puedo dar como actor. Siempre uno quiere dejarlo cuando está en lo alto. Nadie quiere ser como un luchador que se queda demasiado tiempo en el ring hasta que no puede hacer lo mejor que puede.

Han sido muchos los inolvidables personajes a los que Clint ha prestado su impresionante porte y no deja de ser curioso que mucha gente mencione a Harry Callahan como el más significativo de su trayectoria. Sin embargo, ese es precisamente el personaje que a mí menos me ha convencido siempre. Yo prefiero sus interpretaciones iniciales del spaghetti western, y las posteriores del fotógrafo de Los Puentes de Madison, el entrenador de Million Dollar Baby y, cómo no, el viejo pistolero de Sin Perdón.

Como director, merecen un lugar en el Olimpo de la Inmortalidad, las mencionadas Los Puentes de Madison, Million Dollar Baby y Sin Perdón a las que añadiría Un Mundo Perfecto (una pelicula que no ha sido valorada como merece), Mystic River y Medianoche en el Jardín del Bien y del Mal. Hay otras, hasta treinta películas en las que ha ejercido labores de dirección y cualquiera de ellas merece en mayor o menor medida, el apelativo de buen cine.

El viejo Clint es uno de los pocos actores/directores que todavía suscitan el comentario de "Voy a ver una de Eastwood", frase que pocos - por no decir nadie- despierta hoy en día. Y nunca le han regalado nada que ya en sus inicios tuvo que emigrar a Italia ante la falta de oportunidades que le brindaban en la Meca del Cine. Durante esos primeros años, tuvo que luchar contra el escepticismo de la crítica y también de mucho amante del buen cine que sólo veían en él un "duro" más en la línea de Charles Bronson, Lee Van Cleef, Stallone y compañía. Pero ha demostrado más, mucho más. Y no sólo como actor y director, que su talento abarca la producción (más de 20 películas) y también, la composición de 12 bandas sonoras.

Ahora que todo son alabanzas y muchas provienen de aquellos mismos que no le prestaban credibilidad alguna, Clint ha elegido para hacer mutis por el foro, un papel que le va como anillo al dedo: el de tipo duro, algo descreído, pero con un fondo noble y humano, muy humano.

En El Gran Torino, interpreta a un veterano de la guerra de Corea un tanto racista y con muy malas pulgas, que acaba viéndose envuelto en la vida de sus vecinos asiáticos a pesar de su reticencia inicial. Al final acaba ayudándolos con los problemas que el hijo adolescente de ellos está teniendo con una pandilla.

El Gran Torino consiguió recaudar más de 29 millones de dólares el fin de semana de su estreno en EEUU, una cifra apreciable considerando que el presupuesto de la película fue de 33 millones. De hecho, este ha sido el segundo mejor estreno para Eastwood, como director o actor, desde Space cowboys. Muy pronto se estrenará aquí en España y estoy convencido de que no me defraudará y aunque nos dice adiós, no perderé la esperanza de que a sus 78 años reconsidere su decisión de abandonar la interpretación. Todavía le queda mucho a alguien a quien la Historia del Cine debe tanto.

Como colofón, la respuesta a una de las preguntas que le hiceron en una entrevista reciente.

-¿Qué piensa cuando se hace referencia a usted como el director americano vivo más grande? ¿Se siente afortunado?

-Lo que me siento es viejo.

10 comentarios:

milagros dijo...

La única que no he visto de todas las que mencionas es El Gran Torino. Me encantaba "de duro"en los spaghetti western, era el mejor junto con Van Cleef.
Demostró ser un romántico con los Puentes de Madison, y con Million Dollar Baby y Mystic River un genio.
Fuera de los escenarios, un hombre muy interesante y con un gran sentido del humor. Sí señor.

Anónimo dijo...

Me encanta Clint, junto con otras viejas glorias...

M Carmen Guzmán

Micke dijo...

Clint es sin duda uno de los grandes, me encanta tanto en su labor de actor como de director. Para mi gusto su obra maestra en ambos ámbitos es Sin Perdón. Me encanta en La muerte tenía un precio, en Harry el Sucio, en Million Dollar Baby... Bueno, que carajo, me encanta siempre.
Por añadir otras dos grandes películas de Eastwood que no habéis nombrado antes, decir que Escalofrío en la noche (su primara peli de director) y Cazador blanco, corazón negro son dos auténticas genialidades.
Yo también espero ansioso Gran Torino, aquí en España la estrenan el 6 de Marzo. No me la pierdo en cine.

José Miguel Vilar-Bou dijo...

¿Habéis visto El intercambio? Se mea en todas las nominadas a los Oscar y ni siquiera estaba entre las candidatas. En fin...

J.E. Alamo dijo...

Pues mira Josemi, no he visto El Intercambio y aunque tenía la sensación de que se había cometido una injusticia, he repferido no decir nada. De todos modos, me parece que a Clint se la bufa.
Hola Mcke, sí recuerdo Escalofrío en la Noche y tienes razón, fue la primera película que dirigió y eso que yo estaba convencido que fue Infierno de Cobardes, su homenjae al spaghetti western.
Pues sí, Milagros y Carmen, un tipo que los años se encargarán de elevar a la categoría de mito. Aunque espero que eso tarde en suceder porque significará que ha muerto.

David Mateo dijo...

Hombre, no estoy para nada de acuerdo en que El intercambio sea mejor que las candidatas al Oscar. Otra cosa es que tuviera que estar entre las candidatas, pero ni mucho menos se mea en Frost contra Nixon, ni en El lector, ni en Slumdog, y lo dice alguien que considera a Clint Eastwood el mejor director vivo junto a Sidney Lumet y que El intercambio está a la altura de Mystic River o Million Dollar Baby.
Me parece que para ensalzar El intercambio no hace falta menospreciar a las otras.
Es más, ni siquiera me atrevo a decir que le hubiera quitado el Oscar a Slumdog para dárselo al intercambio.
Estamos hablando de grandísimas películas todas.

David Mateo dijo...

Y como alguien decía por allá arriba, yo también me quedo con Sin perdón. En los últimos diez minutos de película, William Munny es el malo que más acojone me ha dado desde Darth Vader.
"Cuando matas a alguien no sólo le quitas todo lo que tiene, sino también lo que podría llegar a tener."

GuZ dijo...

Grande "clin estanfor" como lo llaman mis padres que ya les gustaba a ellos cuando los espagueti westerns y ya me gustaba a mi por aquella epoca... suscribo todo lo que habeis dicho por aqui, incluido lo de "Sin perdon", fui a verla al cine con la esperanza de que al ser de una de clint no me defraudaria, pero todos los demas que me acompañaban iban sin ganas "una de vaqueros??" pero salimos todos contentisimos.
saludos.
GuZ.

J.E. Alamo dijo...

Alguien es realmente grande cuando pone de acuerdo a todo el mundo. Guz, ¿para cuándo un cine?

VERONICA LEONETTI dijo...

Mi favorita, Los puentes de Madison. Tanto como actor como director es excelente. Todo lo que hace lo convierte en "oro".