martes, 17 de noviembre de 2009

Catástrofes y Apocalipsis varias.


Ahora que tenemos varias películas en cartel o a punto de estarlo sobre el fin de la humanidad o casi…

Lo cual no deja de ser una curiosa manera de sugerir que una buena limpieza acompañada de un renacimiento no vendría mal.

...he echado la vista atrás intentando recordar las películas que han tratado el tema y la impresión que me causaron. No siempre fue una impresión positiva, pero ahí están.

De los últimos tiempos, tengo muy presentes El Día de Mañana (2004), Terminator 4 (2009), La Saga Resident Evil (Estrenada entre el 2002 y el 2004), 28 Días Después (2002) y su secuela 28 meses Después (2007), 2012 (2009), La Carretera (2009 y aun por estrenar en España), etc. Todas son cintas donde el destino de la humanidad es cuanto menos, dificilillo. Pero en el pasado tampoco se quedaban cortos a la hora de meternos en problemas. Y para muestras un botón, o varios.

Mad Max.(1979-81-85) La trilogía de George Miller marcó una época y dio pie a una estética imitada más adelante en bastantes películas. El caso es que hubo una evolución desde el primer film hasta el tercero en el que se notó la mayor disposición de medios merced al éxito inesperado de la primera parte. De todas formas, el visionado actual de la trilogía decepciona un poco, aunque ver a un jovencísimo Mel Gibson tiene su punto y algunas escenas de acción son aún hoy, espectaculares. Y no hay que perderse a una Tina Turner espléndida en la tercera parte que además, aportó la canción “We don´t need another hero” ganadora del Globo de Oro a la mejor canción.
Ya digo que hubo bastantes películas que se inspiraron en el mundo de Mad Max, pero casi todas de serie B o Z, Sin embargo, hubo dos con más pretensiones, tanto es así que se convirtieron en las películas más caras de la época. Y también supusieron un estrepitoso fracaso aparte de la caída de un actor que había conseguido mucho con su Bailando con Lobos y prometía mucho más: Kevin Costner. Me refiero a Waterworld (1995) y a Mensajero del Futuro (1997). De las dos, la primera se deja ver tumbado en el sofá y pegando cabezaditas, pero la segunda es insoportable y su duración contribuyó a convertirla en una peñazo insufrible. Yo estuve a punto de abandonar la sala en el descanso cuando fui a verla en su día. (Sí, sí, hubo descanso)
No puedo olvidar la primera de las Terminator (1984), que me dejó boquiabierto. Eso por no hablar del acierto de Cameron al encontrar el papel idóneo para Arnold: el de máquina inexpresiva. VOLVERÉ (con suerte, no lo hará).
Y ya que hablamos de rebeliones de máquinas, ahí está la saga de Matrix, la primera estrenada en 1999 y que a mí me sigue pareciendo la mejor. Aquí, al igual que en Terminator, se ahonda hasta las últimas consecuencias en el complejo Frankenstein.
Hay más, bastantes más, pero de entre las que destacan en mi recuerdo, me quedo con la de Terry Gilliam: Doce Monos (1995). El genial director cuenta con Bruce Willis y un espléndido Brad Pitt inmersos en un planeta al que ha arrasado un virus. La imaginería de Gilliam es lo mejor sin duda, de la película.
Y no menciono más, solo añadir que de entre todas las que vienen o ya están, la que más me llama es La Carretera. El libro me pareció una maravilla (muy deprimente, eso sí) y si la película está a su altura, valdrá la pena ir a la cine a sufrir.

10 comentarios:

Yosu Rc! dijo...

Esperamos con mucho interés esa adaptación de La Carretera.
Me encantó el libro tanto que, por mi parte, aunque espero que la peli esté bien (con Aragorn aka Alatriste; que parece que funciona bien en el papel).
Sin embargo, no espero que la peli quede tan bien "asfaltada" como la novela.
Veremos...

roberto dijo...

Yo también iré a ver "La carretera". Todo el mundo habla maravillas de la fotografía de Aguirresarobe y de la interpretación de Mortensen. Sin embargo, el libro no me gustó demasiado. Rarito que es uno. Me pasa siempre con este autor. "No es país para viejos" me pareció una floja novela, pero la película de los Coen (sin ser de lo mejor de los Coen) me gustó mucho. Ahí está el cine, dando una segunda oportunidad.

Silvia dijo...

Pues si le gustan las pelis apocalípticas yo recomiendo (igual ya la ha visto) Cuando el destino nos alcance (Soylent Green, 1973, de Richard Fleischer, con Charlton Heston). De hecho, ahora que caigo, también con Heston, la antigua de Soy leyenda también es muy buena.

Jorge dijo...

Me apunto a lo que dice Silvia. Aunque el Heston no es de mi evoción, la peli estaba bastante bien, y con un tema original para la época.

José Miguel Vilar-Bou dijo...

Joder, qué pedazo de mierda 'Mensajero del futuro'. No, no. No te ensajero.

J.E. Alamo dijo...

Me suena la película Silvia pero no sé si la he visto. Lo miraré a ver. Estoy contigo en lo de Heston, Jorge, aunque el hombre compuso algunas interpretaciones bastante aseadas.
Y te quedas corto, José Miguel.

Innsmouth dijo...

Una que no deberíamos dejar de ver es la incursión en el subgénero del director Francisco Javier Gutiérrez, "Tres días".
Me dejó un gran sabor de boca: una labor seria, sólida.

J.E. Alamo dijo...

Pues la tendremos en cuenta, José María. Por cierto, me gusta tu blog. Te lo enlazo aquí.

Dani/Terry William dijo...

Yo, de todas las dichas, casi me quedo con esos "Doce monos", una pelicula de una complejidad-sencillez brillante.

J.E. Alamo dijo...

Sí, Dani, el amigo Terry es siempre fascinante.