lunes, 1 de febrero de 2010

Soy estrictamente del tipo de los que se quedan al fondo, y mi carácter es una mezcla no llevadera de indiferencia exterior y arrogancia interior.


Estoy leyendo The Little Sister (La Hermana Pequeña). Su autor, ya fallecido, es uno de los grandes, mas allá del género literario al que se dedicó.
En la gran pantalla, grandes directores, actores, actrices y guionistas han dado vida a sus personajes en el pasado. No puedo evitar preguntarme para cuándo una adaptación, remake o lo que sea, de alguna de sus novelas. Claro que para estos argumentos no hacen falta efectos especiales, solo un buen guión, un director sólido (¿Que tal mr. Eastwood?), buenos guionistas para adaptar unas historias que, por otra parte, se mantienen solas e intérpretes solidos, con carácter...

¿De quién hablo? Si, claro que lo habéis adivinado: Raymond Chandler.

Aunque ya había hecho sus pintos con anterioridad, no fue hasta los 45 años que se dedicó a la escritura en plan profesional. Fue escritor meticuloso, que trabajó a fondo el estilo dando como resultado unos argumentos impresionantes trufados de diálogos impagables, cargados de ironía, sutilezas y dobles sentidos.
Su primer cuento como escritor a jornada completa, lo publicó en la revista Black Mask y se titulo Blackmailers Don't Shoot (Los Chantajistas no Disparan).
Su gran creación fue el detective Philip Marlowe; un tipo duro, noble, descreído, cínico y de fondo muy humano. Unas características antagónicas que Chandler supo combinar con maestría.

En sus novelas hay una denuncia de la sociedad americana de la época. Una sociedad donde el dinero y el poder rigen las relaciones humanas y justifican cualquier desmán, hasta el crimen.

A los 51 años publica su primera novela, El sueño eterno (1939). En ella Marlowe ayuda a un millonario al rescatar a su hija de un chantaje. Esta quizás sea la mas conocida de sus novelas, aunque muchos consideran que El largo adiós de (1953) es la mejor de todas las que escribió.

Su colaboración en la Meca del Cine, nunca tuvo como punto de partida una de sus obras. ¡Ironías del destino! Aunque varias novelas suyas sí fueron llevadas al cine y con notable éxito.

Como guionista participo en las siguientes cintas.
Double Indemnity (Perdición, 1944). Colaboró con Billy Wilder, sobre la novela de James M. Cain. The Blue Dahlia (La dalia azul, con Fritz Lang -uno de los maestros del cine negro- en 1946)
Playback (1948)
Strangers on a Train, (Extraños en un tren, 1951, con C. Ormonde, sobre la novela de Patricia Highsmith.
Películas míticas basadas en sus escritos son: El Sueño Eterno, Adiós Muñeca, La Ventana Siniestra, La Dama del Lago (curiosa cinta en "primera persona", donde la cámara es literalmente los ojos de Philip Marlowe. Personalmente la encontré curiosa pero cargante). La Hermana Pequeña ( curiosidad: aparece Bruce Lee de niño) y El Largo Adiós.

En cada una de esas cintas, Marlowe es interpretado por un actor diferente. Mi favorito indudable es Bogart y, si tuviera que elegir un segundo puesto, se lo daría a Robert Mitchum. Como dato anecdótico, apuntar que el actor elegido por Chandler para el personaje de Marlowe fue Cary Grant... No le hicieron caso.

Tras la muerte de su esposa en 1954, el escritor sufrió fuertes depresiones, aumentó su alcoholismo e intentó suicidarse en dos ocasiones. Pero no falleció hasta los setenta años, en 1959.

Si alguna vez no sabes qué leer, toma un libro de Chandler. Canela en rama.
NB.- La frase del título es del autor.

11 comentarios:

Felisa Moreno dijo...

Gracias por la recomendación, la tendré en cuenta.

Luis Martínez Semper dijo...

Adios Muñeca... Que buen libro!! Tenía una forma de escribir que enganchaba...

Iago dijo...

Parece que promete.
Esto me recuerda en parte a El Señor de las Moscas de William Golding, aunque este lo que critica es la verdadera naturaleza humana. Si no lo has leido te la recomiendo si no te aburre demasiado un libro corto que carga en las descripciones. Pero el mensaje que transmite vale la pena.

J.E. Alamo dijo...

Si nunca has "probado" un Chandler, este es un buen momento, Felisa.
Totalmente de acuerdo, Luis. Es adictivo.
Lo he leido, Iago.Un gran libro aunque nada que ver con lo escribe Chandler.

José Miguel Vilar-Bou dijo...

A los 51 años. Toma ya. Tremendo. Tengo en la pila 'El sueño eterno', que me lo compré hace unos meses.

Innsmouth dijo...

Uno de esos autopres que, cuando en mi vida había tiempo de sobra, releía entero cada año, sumergiéndome en sus diálogos, en su particular visión de las personas y el mundo...
Uno de los grandes hitos de la literatura negra, y de la literatura general, es "El largo adiós". Sin duda su mejor novela. Sin embargo yo os recomiendo empezar siguiendo el orden de las obras...
El sueño eterno
Adiós muñeca
La ventana alta
La dama del lago
La hermana pequeña
El largo adiós
Playback
Poodle Springs... novela inacabada que finalizó, creo recordar, Robert B. Parker

Creo que además hace nada se ha publicado una recopilación de sus novelas.

Saludos

JM

J.E. Alamo dijo...

Pues creo que hay acuerdo, a Chandler hay que leerlo.

roberto dijo...

Sin duda, ¡hay que leer a Chandler más!

milagros dijo...

Se agradece la recomendación, no he leído nada de él.

Manel Aljama dijo...

Es un autor que siempre me ha gusado leer aunque muchas de sus obras nos entraron en el cine (el de verdad), ¡en blanco y negro!
Una de las que no he visto y sí he leído y me encantó, ha sido "La dama del lago". Y una muy corta y escrita con oficio: "Viento rojo" en una traducción en catalán de la colección especializada en literatura negra: Cua de Palla

Crónicas de Sepelaci dijo...

Hay una excelente adaptación en cómic, publicada por Norma hace varios años. Muy recomendable.
Un saludín