sábado, 29 de enero de 2011

Sin pelos en la lengua...

¡¡¡Y menudas lenguas!!!

Si mis libros hubieran sido peores de lo que son –escribió con ironía Chandler– no me habrían invitado a Hollywood, y si hubieran sido mejores yo no habría venido. Raymond Chandler.


 
La interpretación es como el sexo: o bien lo haces y no hablas sobre ello, o hablas sobre ello pero no lo haces. Por eso no me fío de la gente que habla demasiado sobre cualquiera de los dos temas. Humphrey Bogart.

5 comentarios:

Pedro López Manzano dijo...

Jajaja, qué grandes los dos.

roberto dijo...

Me gusta la frase de Chandler...

J.E. Alamo dijo...

Sí, lo eran de verdad. Pedro.
Cierto, Roberto. Cuando leo algo suyo, no dejo de asombrarme de la cantidad de frases que me parecen geniales.

José Miguel Vilar-Bou dijo...

Las dos son dignas de figurar en un buen sobre de azúcar.
Me gustan ambas, aunque la de Bogart es como una versión glamorosa del dime de qué presumes...

J.E. Alamo dijo...

Joder, José Miguel, tú tampoco tienes desperdicio con lo de figurar en un buen sobre de azúcar ¡Estoy por robártela!