lunes, 26 de septiembre de 2011

NO HABRÁ PAZ PARA LOS MALVADOS

En una entrada anterior (Cine Español para Malvados) hablaba de mi intención de ir a ver esta película, porque tenía la sensación de que iba a disfrutar al modo de Celda 211... Y no me ha defraudado. Quizás no haya salido con la misma intensa emoción que cuando conocí a Malamadre, pero este Santos de Coronado es una interpretación soberbia y contundente que probablemente haga más por su película que lo que hizo Tosar (que fue mucho) por la suya.
 Precisamente de la actuación de Coronado hay algo que llama la atención, y es la escasez de diálogos que tiene su personaje, Santos; y es que este policía desencantado, borracho e irreverente, ya ha dicho todo lo que tenía que decir en la vida (vida sobre la que se dan algunas pinceladas, pero afortunadamente, no son pinceladas que justifiquen al modo de Hollywood, ni para bien, ni para mal, su comportamiento). Y cuando Santos no tiene más remedio que pronunciarse, recurre a las palabras justas o al siempre socorrido gruñido... 
(Tengo una costumbre cuando quiero valorar la interpretación de un actor/actriz, que consiste en quitar la voz al televisor. Entonces solo queda la interpretación pura: el lenguaje corporal). 
...La ausencia de texto, da más valor al trabajo de Coronado que se mueve como pez en el agua en este género negro/policial. 
Y no está mal acompañado en la cinta, cuenta con unos secundarios de lujo. Helena Miquel una casi debutante, borda el papel de la juez Chacón; Rodolfo Sancho, está ajustado en su papel de compañero de Santos (de casta le viene al galgo, que este es hijo de Sancho Gracia, nada menos); Juanjo Artero está muy acertado en su personaje contenido al que se le adivinan ganas de arrearle a más de uno... y así hasta completar el elenco en el que todos resultan tan carnales que desearías saber más sobre ellos, lo cual habla mucho y bien de la construcción de personajes.
El Madrid en el que transcurre la cinta, es tan sucio y oscuro como la trama y la fotografía en nada desmerece esta impresión de estarse moviendo en un basurero.
Urbizu dirige una gran película, violenta, dura y oscura. Ahora, no hay mas que sentarse a esperar a la próxima y desear que Coronado también esté presente. Que no tarde mucho.

7 comentarios:

Óscar Bribián dijo...

Tomo nota, habrá que verla. :-)

J.E. Alamo dijo...

A ti, en especial, creo que te gustará...

José Miguel Vilar-Bou dijo...

que bien, había leído malas críticas que me sorprendieron. la otra que tienen juntos, esa de la caja con antonio resines, es tremenda. ayer estuve a punto de verla, pero elegí otra. será la próxima

Enric Herce dijo...

Esta no me la pierdo.

J.E. Alamo dijo...

La Caja 502 era muy buena, José Miguel. Y esta para mí gusto, también lo es. Ojo, no vayáis esperando una peli de acción constante porque no es así. El trailer es engañoso.
A por ella, Enric ;-)

Claudio dijo...

Creo que tiene buenos hallazgos, pero se diluye en exceso. Coronado brutal. Me recordó a una novela que tengo escrita protagonizada por Mierda de Perro, el policía corrupto de El país de los ciegos.

SPOLIERS EN ADELANTE:

El hecho de que rediman al personaje con esa escena final me deja un sabor agridulce, porque no ha hecho más que dar palos de ciego. Y un forense sabe si han manipulado el cañón de un arma, pero bueno.

Urbizu es un crack, y espero que siga en esa onda. Pelis así hacen falta, azunque no sean del todo redondas.

Tiendas Muebles dijo...

"No alcanzo a entender las grandes críticas y contínuas recomendaciones que recibe ""No habrá paz para los malvados"".No alcanzo a entender las grandes críticas y contínuas recomendaciones que recibe ""No habrá paz para los malvados"".
Es una buena historia sí, pero muy mal contada, sin explicar las motivaciones del único protagonista, Santos Trinidad y con unos secundarios no sólo insulsos, sino prácticamente inexistentes. Un guión más trabajado y una mayor profundidad en los personajes hubiese hecho de este film algo realmente extraordinario."