miércoles, 11 de junio de 2008

La Niebla


Ayer fui a ver la película basada en el relato de King del mismo título. El relato, prácticamente una novela corta, vio la luz en 1980 y es King en estado puro. Personajes en situación límite, sus reacciones, miedos, fobias, la presencia del fanático religioso - fanática en esta ocasión- los momentos de tensión insoportable, la presencia de los monstruos tanto en el exterior como los propios humanos en el interior,... Vamos, el King que me pone.

He de confesar que en muchas ocasiones, sobre todo con las primeras adaptaciones que se hicieron de la obra del de Maine, salía del cine decepcionado y es que llevar a la pantalla a los personajes y sus relaciones tal y como los plasma King, es tarea sumamente complicada por no decir imposible. Aun recuerdo que tras ver El Resplandor, torcí el gesto y me dije que eso no era lo que había leído. Con el tiempo he aprendido que al cine, cuando se trata de una adaptación de una obra que he leído, es mejor ir con la mente abierta y asumir que la película no puede llegar donde la palabra alcanza y a la inversa, hay ocasiones en que el séptimo arte nos permite alcanzar recovecos que a lo escrito le es esquivo. Así he conseguido disfrutar de películas que de otra manera no habría hecho y al cabo de unos años, volví a ver El Resplandor y me reconcilié con Kubrick porque la película me encantó.


(El doblaje no, el doblaje me sigue pareciendo una patata. He tenido muchas discusiones al respecto, pero me mantengo en mis trece. Para hacer lo que se hizo, no hacía falta contar con Saura)


Bien, pues ayer a las 17:00 entraba en la sala,


(¿Te perdiste el fútbol? Sí, amigos, me lo perdí. Soy futbolero y he seguido a la selección desde hace décadas, pero en el último mundial me prometí que no vería un partido oficial hasta que superaran los cuartos... Quizás no vuelva a ver un partido jamás :-D )


me arrellanaba en el sillón y comencé a disfrutar de una película bastante correcta, fiel a la novela y, aunque pensé que no pasaría a la historia, sí me hizo revivir el entusiasmo que sentí con las palabras del genio de Maine. Buenos efectos especiales, interpretaciones sobrias, ... Vamos que no iba mal. Hasta el final, claro está. Vale que King deja un final bastante abierto. Vale que intentar cerrar la historia no era mala idea. Vale que el terrible apunte inicial de conclusión que ofrecen, contradice la palabra que cierra la historia en inglés - Hope (esperanza)- y eso ya me mosqueó un poco. Pero cuando van surgiendo las últimas imágenes y me di cuenta de lo que estaban haciendo, me agarré un cabreo de padre y señor mío. No, no voy a desvelar más detalles. Odio visceralmente los artículos en los que te desvelan la trama, el desenlace y todo lo que se les ocurre sin respeto alguno por aquellos que no han visto la película. Sólo dejo mi sentir y desde luego me pareció que ese final estropea lo que por otro lado podría haber sido un producto digno.

Hoy mismo me releo a King para quitarme el mal sabor de boca, lástima que no pueda reclamar la devolución de los 5´80 euros que me costó la entrada.



(Por cierto, vale que ganamos 4-1, pero os recuerdo que en el último mundial comenzamos ganando a Ucrania 4-0 y luego pasó lo que pasó).


9 comentarios:

Monelle dijo...

No tenía pensado verla, lo cierto es que me cansa que constantemente estén produciendo la misma película, que tomen una obra y rehagan versiones como es el caso de esta, o como sucederá ahora -miedo me da-, con el Farenheit 451 de Bradbury/Truffaut. Imagino que si, como dices, los efectos merecen el esfuerzo, quizás cuando salga en DVD la veamos, pero hasta entonces me quedo con tu artículo de opinión y tu crítica, y con la idea que releer a los grandes siempre será distinto, o casi siempre.

Carmen

J.E. Alamo dijo...

¿Van a sacar Farenheit 451 de nuevo? ¡Uf! Ya veremos aunque miedo me da...

Gustavo dijo...

Está de moda, aunque en algunos casos, como en el increible hulk, no da miedo, da risa. 5 años no han sido suficientes para recuperarme de aquel horror y ahora van y me azotan de nuevo. Pero esta vez no picaré. Como mucho me gastaré el dinero del alquiler por respeto a Edward Norton y al niño que llevo dentro.
Ciertamente es muy importante como dice Joe de ir al cine con la mente abierta si no quieres llevarte algun disgusto con las traducciones a la gran pantalla. Lo que pasa es que nos tienen mal acostumbrados con peliculas como harry potter o el señor de los anillos en las que, por lo menos en mi caso, acertaron al 99% en reproducirlo todo TODO tal cual yo me lo habia imaginado.
Saludos a todos!

GuZ

Crónicas de Sepelaci dijo...

Tenias que sacar el tema del jurvol ese...

Que asco de país, oye...

Todo patas arriba, yo en paro obligado y todo el mundo teniendo orgasmos porque esos inútiles han hecho gua.

Vergüenza de país.

En cuanto a La Niebla, ya me gustaría poder ir al cine. Aunque esté de "vacaciones" no puedo ir, porque no es cuestión de ir con los peques, así que...

En fin, a Hulk si que iré.

Un saludin

J.E. Alamo dijo...

En algo estamos de acuerdo, querido Victor y es que la desmesura que conlleva el fútbol no deja de ser irritante. Repito que soy futbolero, pero también sigo el tenis, el baloncesto, el atletismo, el ciclismo... y además pratico todo el deporte que puedo. Lo que me indigna del tema es que un pedo de Raúl (con perdón) es más noticia que un título mundial de cualquier otro deporte.
En cuanto a lode ir al cine para adultos, yo también lo tengo complicado, pero tengo la suerte de que mi mujer "pasa" de ese tipo de pelis y yo me lié la manta la cabeza y me fui con mi hermano.
Guz, de Hulk mejor ni hablamos, por mucho que sea un admirador de Edward Norton como tú.

Micke dijo...

Pues a mí la película entera me pareció genial, y el final continúa donde Stephen King no supo finiquitarlo (una cosa es que sea abierto, y otro es dejártelo a la mitad), aunque eso suponga dar un mazazo al espectador. Es un final cruel y demoledor.

J.E. Alamo dijo...

Bueno, micke me temo que noestoy de acuerdo en que King no supiera finalizarlo. Soy de la opinión que ese final deja la puerta abierta a la imaginación y no es una opción desdeñable a la hora de escribir. De todos modos, "Para gustos colores", como se suele decir y es más que probable que muchos coincidan contigo.
Por cierto, creo que es la primera que dejas un comentario, lo cual me alegra. Bienvenido.

Anónimo dijo...

Bueno, quizás, pensó en el final, que resolvieron darle en el cine y no le gustó, en mi opinión sólo existían dos opciones, ninguna de las dos era buena...

Hulk sólo hay uno, Lou Ferrigno,al hilo de esto, la animosidad por el efecto especial, hace que aún valore más, las superproducciones de antaño donde los extras, eran de carne y hueso y el emplazamiento, un sitio real...

Monelle dijo...

Para satisfacer la curiosidad sobre los remake que nos tiene preparados la industria cinematográfica, y que sigo sin comprender, al ya nombrado Farenheit 451, se ha de añadir, y agarraros por que la lista es tan sorprendente como ilógica en más de una de las propuestas, encontramos:
Ultimatum a la Tierra
Viernes 13
El hombre lobo
Hellraiser (¿Cómo van a superarla?)
Piraña
LOS PÁJAROS (Increíble)
Está vivo
Posesión infernal
Muñeco diabólico (¡¡Si Chuki despierta!!)
EL INCREÍBLE HOMBRE MENGUANTE (con esta me pasa igual que con Farenheit, no me lo puedo creer)
BARBARELLA (¡Sacrilegio! y un insulto)
La fuga de Logan
Los tomates asesinos (Hasta se quieren atrever con lo mejor de la serie Z. Inimitable)
Holocausto canibal
La mosca
METROPOLIS
Scanners
Conan el Bárbaro
LA SEMILLA DEL DIABLO
Robocop

Se les ha debido secar el cerebro a todos los guionistas y escritores por aquellas tierras.

Por cierto, todos estos datos están extraídos de la revista SCIFIWORLD, en la que además de una completa información sobre el género, se puede contemplar un anuncio a toda página de PERVERSA.
La promoción, al menos, es muy buena.

Carmen