martes, 23 de diciembre de 2008

El Valiente Despareaux


Desde que tengo hija, hace ya más seis maravillosos años de ello, me he convertido en un experto en cine infantil o al menos, en un espectador asiduo con bagaje para dar una opinión de relevancia. Y he visto de todo: Muy bueno, bueno, malo y peor. Y me gusta, contrariamente a lo que se pudiera pensar, porque cuando voy a ver una película con Sarah, soy un niño más dispuesto a disfrutar o sufrir en la sala como si de un plumazo me hubiera despojado de como poco 42 de mis años. Y es que no hay nada como adaptar el ángulo de nuestra perspectiva para obtener una visión adecuada de nuestras vivencias. Y viene esto a colación de la última película que he visto: El Valiente Despereaux. Basada en la obra de Kate DiCamillo, es la apuesta navideña de Universal Pictures. ¿Y qué nos ofrecen? Un menú completo: Caballeros, princesas, muertes inesperadas, decisiones injustas, aventuras escalofriantes, incomformismo, nobleza, malos terribles (terribles de verdad. No veas cuando las ratas comienzan a gritar lo de "Comer, comer, comer..."), desesperación, humor, afán de superación, rencor, arrepentimiento, imaginación a raudales, una estética que no deja indiferente... Vamos, que salí de la sala comentando con Sarah aquello que nos había gustado, lo que no, cuánto nos había asustado esta escena, emocionado aquella otra... Y concluimos con la promesa de que esa sería una adquisición en cuanto saliera en DVD ( o en blu-ray que ya no sé qué lo que ocurrirá con el DVD y si al final mi humilde colección de pelis se verá abocada a acumular polvo junto a los vídeos).
¿Tenéis hijos, hermanos pequeños, sobrinos, el hijo de un vecino? Aprovechar para llevarlos al cine, quitaros el abrigo de los años y compraros palomitas, chuches y abrir bien los ojos. No creo que os arrepintáis.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

No hay Navidad que no vea al menos una película de estas y las disfruto a tope. Una forma de recuperar la magia de cuando era una niña.
Mala

Vlad_Temper dijo...

Te recomiendo, si puedes (y si quieres, que tú conoces a tu hija y el miedo que le puede dar), que le lleves a ver "Pesadilla Antes de Navidad 3D", porque merece muchísimo la pena esta película, sigue siendo preciosa, y si no le da miedo, va a encantarle el resto de su vida.

Y la futura "Coraline" también tiene una pinta increíble, y esa no tiene que darle miedo.

GuZ dijo...

Yo estoy deseando que mis sobrinas las pequeñas tengan la edad para llevarmelas, porque las pelis de dibujos animados siempre me han encantado, y es mas especial cuando vas con niños.
Un saludo,

GuZ.

J.E. Alamo dijo...

¿Miedo? Me quedé asombrado cuando nos pidio ver la Novia Cadáver (una obra maestra). Me senté a su lado pensando que al primer respingo quitaba la película y para mi asombro, la vio del tirón y desde entonces la debe haber visto como 20 veces. Fue capaz de ver más allá de lo "terroífico" y quedarse con la historia de mor. También ha visto Pesadilla antes de Navidad, huelga decir que también le encantó. Me apunto la de Coraline.

Vlad_Temper dijo...

^^ Bueno, cada niño es distinto, los están macabros que ven películas de Saw y los que son incapaces de ver Pesadilla Antes de Navidad.

Me alegra que tu hija disfrute tanto de ambas películas, maravillosas las dos, y tras conocer sus gustos sé, sin lugar a dudas, que Coraline le gustará ;).