miércoles, 4 de febrero de 2009

Severn Suzuki


En 1992, año olímpico de Barcelona que recuerdo por este motivo y además, por asistir a un fantástico concierto de Dire Straits, también tuvo lugar La Cumbre de la Tierra en Río de Janeiro.
Durante esa cumbre, una niña de 12 años -Severn Suzuki- le dió un buen meneo a nuestras conciencias. El problema es que ese discurso conserva actualidad porque mucho me temo que no hayamos avanzado demasiado. Esa niña, ya una mujer, sigue luchando por aquello en lo que cree.

No os lo perdáis. Como poco os dará que pensar.


7 comentarios:

Anónimo dijo...

Un discurso conmovedor y que da que pensar mucho. Al final la pregunta es qué hacemos cada uno por solucionar las cosas con las que no estamos de acuerdo.
Mala

GuZ dijo...

Por lo que parece no sirvio de mucho y es que esta visto que a esta gente (los que mandan) da igual lo que les digas... mejor actuar que hablarles...

un saludo!

p.d. madre mia! ya 17 años de aquel concierto?? que viejo me he sentido en un segundo... pero que grande Mark Knopfler!

J.E. Alamo dijo...

Money for nothing, Sultans of swing, Brothers in arms, ... ¡Qué grandes!

Jorge dijo...

¡No puedo más! es que escribís a una velocidad que cualquiera sigue a tanta buena pluma (¡ojo! lo de pluma no va en ningún sentido).
Para concierto de los Dire el que dieron en el Estadio del Moscardó .Madrid, teniendo a mi diestra al Rey del Pollo Frito (que me confesó que iba a aprender) y a la izquierda a Sabina (Que no se que hacía allí)y entre mis piernas (¡ojito! en el escalón de abajo) a Javier Krahe.

J.E. Alamo dijo...

Los Dire fueron muy, muy grandes. LOs echo de menos. Snif! ¡Vaya buen acompañamiento, Jorge!

Anónimo dijo...

kiero kogerme a esa niña...

Anónimo dijo...

Y, desde 1992, ¿qué caso le han hecho? El mundo sigue igual, si no peor. Bellas palabras que causan sensacoines, pero no cambios.