lunes, 3 de enero de 2011

¿Crees en los Reyes?

Como ya comenté en su día, con la publicación de Taberna Espectral, la editorial 23 Escalones incluyó Aguinaldo Sangriento, una antología de relatos breves con el tema de la Navidad como hilo conductor. Los autores, todos nocteños, se propusieron encontrarle el lado más siniestro de estas fiestas (alguno dirá que tampoco hay que buscar demasiado). En mi caso escribí Creerás y os lo incluyo a continuación.También el ENLACE para que os descarguéis la antología desde la editorial 23 Escalones de manera totalmente gratuita.
¡Feliz día de Reyes!

Aguinaldo sangriento
CREERÁS

La sombra apenas hace ruido al surgir del rincón más alejado del lecho, pero el niño está en la edad del “soy mayor para creer, pero quiero creer” y pasa del duermevela a estar alerta en un segundo.
(—Si te quedas despierto, pillarás a tus padres —le había dicho Lucas)
La figura fosca se detiene en seco. Sobre la cabeza el niño distingue algo que caza la luz de la luna que se cuela por las rendijas de la persiana.
—¡Una corona! —susurra asombrado. Se sienta en la cama incapaz de contener el entusiasmo.
La sombra permanece inmóvil, murmura algo que aletea unos instantes y enseguida se pierde.
—¿Eres un rey mago? —musita, casi balbucea, el niño.
La cabeza coronada se inclina levemente. El pequeño siente un cosquilleo en el estómago… ¡¡EXISTEN, EXISTEN!! ¡¡EL TONTAINA DE LUCAS NO TIENE NI IDEA!!
—¿Quién eres? —pregunta e intenta no ponerse a dar palmas. No quiere despertar a sus padres, sospecha que si lo hace, el rey mago se irá.
—El cuarto —croa la aparición con voz grave—. Soy el cuarto mago.
—¿El cuarto? —frunce el ceño—. Los reyes eran solo tres.
La corona oscila mientras niega la cabeza.
—No, éramos cuatro, pero borraron mi nombre.
—¡Borraron tu nombre! ¿Por qué?
La corona capta y refleja la luz de la luna cuando su portador avanza con rapidez hacia el lecho.
—Lo sabrás enseguida.

10 comentarios:

roberto dijo...

Gran cuento, Joe.

Y muy maja la antología.

VERONICA LEONETTI dijo...

Vaya, qué bueno, Joe. Para no dormir!

Juan José Tena dijo...

Corto,sugerente,e inquietante,un bombón envenenado.Me ha gustado,evidentemente jeje

J.E. Alamo dijo...

Gracias a los tres. No os perdáis la antología que está cañera.

miette dijo...

Vaya, los reyes magos no volverán a ser lo mismo...qué mieditooooo!!

Gracias Joe, el agunaldo lo has dado tu con tu post.

besos casi rosconeros

Rosario dijo...

ei espero esta noche no venga el cuarto..sino no entras en mi casa.
jeje,
Muy bueno.

Enric Herce dijo...

Que los reyes sean generosos en regalos. Este que siga borrado. Mola.

Claudio dijo...

Duro...

Mir dijo...

¡Leches, qué miedo!

Gracias por el regalo, Joe.

... y portaos bien esta noche, no vaya a ser... :-)

Anabel Botella dijo...

Con este relato mejor no creer en los reyes.