jueves, 12 de febrero de 2009

Guerra Mundial Z


Un viernes de hace un par de semanas, me reuní para comer con unos cuantos amigos. Siendo todos escritores, no resultó extraño que en un momento dado, uno de ellos planteara si alguna vez habíamos pensado qué ocurriría si un meteorito se acercara a la Tierra siguiendo una trayectoria de impacto.


-¿Creéis que los distintos gobiernos se unirían en busca de una solución? ¿O las rencillas y diferencias impedirían esa unión hasta que fuera demasiado tarde?


Lo cierto es que creo recordar que todos dimos por hecho que el meteorito impactaría contra la Tierra sin que nadie pudiera impedirlo. Nos reímos un rato, pusimos a caer de un burro a unos cuantos políticos y cambiamos de tema. Más tarde estuve dándole vueltas al tema, preguntándome qué ocurriría de verdad si se presentase una amenaza de carácter mundial. El ser humano es tan complejo y los políticos tan ... (me ahorro el epíteto) que da hasta miedo pensarlo. Quiso la casualidad que al poco de esta conversación, gracias a una recomendación de David Mateo, comprara Guerra Mundial Z de Max Brooks. Y mira tú por donde el libro plantea precisamente eso: una plaga que amenaza con acabar con la humanidad y las reacciones que tal hecho desata a nivel mundial. Como es mi costumbre, no voy a entrar a saco en la obra por respeto a quienes no lo hayan leído, pero sí hay unas cuantas cosas que quisiera comentar. La principal es que es todo un acierto tanto en su presentación como en su argumento que va más allá, mucho más allá, de la simple historia de zombies. El libro toma la forma de un dossier solicitado por la ONU al autor, sobre lo acontecido durante la guerra contra los muertos vivientes e incluye entrevistas a distintas personas procedentes todas y cada una de distintas áreas geográficas de la Tierra. La obra está muy bien documentada, perfectamente construida y entusiasma desde el principio. El autor expone a través de las citadas entrevistas, unas conclusiones más que plausibles de cuáles serían las respuestas de las distintas naciones y del mundo en general, ante una plaga que convierte a quien la padece en un muerto viviente. Sí se puede argüir que en ciertos enfoques se nota que Brooks es americano (Adivina, adivinanza, ¿quién se erige como líder en la reconquista? ) y además, judío (algunas reacciones de Israel son más que debatibles). Pero que nadie interprete esto como una crítica, porque a decir verdad entra dentro de lo posible lo expuesto por el autor sobre las dos naciones antes mencionadas. Sin embargo, no es eso lo mejor, en mi opinión al menos. Lo que realmente me enganchó, fue el enfoque dado a las reacciones de la gente normal y corriente, de los individuos. Ahí Brooks demuestra tener un profundo conocimiento de la psicología humana y no me atrevería a debatir ni uno solo de sus planteamientos. Entrevista a pilotos de avión, soldados de infantería, amas de casa, héroes involuntarios, capitanes de la marina, hikikomoris (japoneses que se aislan voluntariamente en su casa y no mantienen contacto alguno con el mundo exterior que no sea a través de su ordenador), activistas del apartheid (lo de Sudáfrica es sublime), médicos, miembros de la nueva resistencia francesa, fanáticos religiosos, tripulación de submarinos, astronautas,... Y a cada uno de ellos los presenta con tanto realismo - toma en cuenta nacionalidades,formación, ocupación profesional, edad, convicciones, etc- que acabas preguntándote quién de todos serías en el caso de hallarte en una situación apocalíptica.


Sólo echo de menos alguna referencia a España (creo que hay un comentario de apenas una frase sobre nuestros castillos) y no es barrer para casa ni mucho menos, porque tal y como está planteado el argumento, creo que nuestro país, por su situación geográfica y carácter peninsular, tendría un papel más que destacado en una Guerra Mundial Z.


Sobre el autor, poco que decir que no se haya dicho ya en todas partes: es hijo de Mel Brooks y Anne Bancroft (de raza le viene al galgo) y donde su padre nos hacía reír (El Jovencito Frankenstein, Sillas de Montar Calientes...) el hijo nos aterroriza. No me olvido de Anne, una señora actriz que a más de uno nos marcó la adolescencia con El Graduado.

Un buen libro en suma esta Guerra Mundial Z que es una continuación o mejor dicho, un complemento de otro escrito por al autor con anterioridad:The Zombie Survival Guide. Este aun no lo he leído, pero no creo que tarde en hacerlo.

3 comentarios:

Juan José Tena dijo...

A mi la parte que narra como será el futuro en Rusia ufffff que mal rollo,madre mia.

Anónimo dijo...

Me la compro, me la compro. Quiero leerla....

M Carmen Guzmán

J.E. Alamo dijo...

Juanjo: sí, es cierto que algunos de sus pronósticos son pesimistas e incluso, algo "americanos" pero no es menos cierto que entran dentro delo posible ¿no?
Carmen: la novela te gustará pero no es para corazones débiles